Hemos adquirido un nuevo equipo de ondas de choque, una terapia eficaz, segura y no invasiva que permite paliar dolores crónicos (lumbalgia, hombro doloroso, epicondilitis, puntos gatillo) y tratar calcificaciones, fracturas, tendinitis, codo de tenista y golfista, pseudoartrosis, fascitis plantar o tendinopatía, además de la disfunción eréctil, entre otros problemas. Las ondas mejoran el metabolismo, aumentan la circulación sanguínea y regeneran y curan el tejido dañado. A este efecto se le conoce como neovascularización.

Estamos muy satisfechos con esta nueva maquinaria. Aunque ha supuesto un esfuerzo importante para la clínica, creemos que era necesario para ofreceros los mejores y más modernos tratamientos posibles. Consúltanos tu caso sin compromiso. Iremos contando sus ventajas y en qué consiste el tratamiento en nuestra página de Facebook (https://www.facebook.com/benalterapia/) y también a través del blog. ¡Estad atentos!