Estas son las lesiones más habituales en verano

Llega el verano y el cuerpo nos pide “marcha”. Caminar por la playa, nadar, disfrutar de las piscinas, caminar por la montaña… en definitiva, una gran cantidad de actividades que podemos hacer aprovechando el buen tiempo y, cómo no, las merecidas vacaciones.

Pero, aunque nos enfoquemos 100% en estas actividades, debemos tener un poco de precaución para que esas pequeñas imprudencias del día a día no generen una lesión que arruine nuestros fantásticos planes. Y es que, tras varios años de experiencia, podemos decir que existe una “lista negra” de lesiones que se repiten año tras año durante estas fechas. Ahí van las tres principales lesiones más habituales en verano.

Top 3 de lesiones veraniegas

  1. Esguince de tobillo.

Seguramente, una de las lesiones “estrella” durante el verano. La razón es que puede producirse en cualquiera de los escenarios que hemos mencionado anteriormente: piscinas, monte, playa. Esta lesión afecta principalmente a los ligamentos, que son los que se ocupan de proteger las articulaciones. El esguince se produce cuando hay un sobre estiramiento brusco involuntario de la articulación, lo que puede ocurrir al apoyar el pie de forma inadecuada en una superficie irregular.

Si quieres saber cómo tratarlo, hace unos meses publicamos un post muy interesante con recomendaciones para recuperarnos correctamente de los esguinces mal curados.

  1. Fascitis plantar.

Los paseos por la playa o las caminatas por la montaña pueden derivar en otra de las lesiones más habituales en verano: la fascitis plantar. Sobre todo cuando nuestro cuerpo no está habituado a ese tipo de actividad.

Esta lesión se produce por la inflamación de la fascia plantar, que es el tejido fibroso que rodea la musculatura intrínseca del pie y que va desde el talón hasta los dedos. Esta estructura tiene una función esencial en el caminar, pues es una de las principales responsables de mantener el arco plantar, absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo. De ahí su relación directa con actividades relacionadas con el trekking, running, paseos, etc.

  1. Lesiones traumáticas

Hay una frase que dice: “Existen dos tipos de ciclistas. Los que se han caído…y los que se van a caer”. Más allá de este toque irónico, sí es cierto que determinadas actividades como el ciclismo, patinaje o los deportes de aventura tan populares en verano, son propicios a generar lesiones de carácter traumático, y de diferente tipo o gravedad.

Las zonas o articulaciones del cuerpo más propensas a sufrir este tipo de lesiones son aquellas ubicadas en miembros superiores: codo, muñeca y clavícula. Y si hablamos de miembros inferiores, la rodilla es la que más daño sufre.

Una vez conocidas las lesiones más habituales en verano, desde Benalterapia queremos evitar que éstas lleguen a ocurrirte. Para ello, nada más fácil que recordar estas otras tres sencillas recomendaciones para evitarlas y que disfrutes a tope de esta época del año.

3 consejos para evitar lesiones en verano.

  1. No olvides calentar…y estirar.

Al igual que haces (o deberías hacer) durante el resto del año, en verano calentar (antes) y estirar (después) tus músculos es la mejor forma de prevenir lesiones. Gracias a los estiramientos evitaremos los dolores musculares y articulares, además de eliminar el riesgo de sufrir desgarros musculares.

  1. Realiza la actividad física de manera progresiva y siempre acorde a tus posibilidades.

Ya no sólo ante posibles caídas o fracturas, sino porque en estos meses de fuerte calor, un exceso de actividad puede derivar en problemas mayores como lipotimias o golpes de calor.

  1. Utilizar protección solar e hidrátate continuamente.

Al hilo de lo que te hemos contado en el punto anterior, en verano es fundamental proteger nuestra piel de los rayos solares y tener siempre cerca agua o cualquier bebida o refresco no alcohólico que nos ayude a refrescarnos y rebajar la temperatura corporal.

Y después de todos estos consejos, solo nos queda recordarte que, en el caso de que, por desgracia, sufras alguna de estas lesiones veraniegas, estaremos a tu disposición para tratarlas de la manera más efectiva.

¡Feliz verano!

2 comentarios en «Estas son las lesiones más habituales en verano»

  1. Os habéis olvidado de las lipotimias jejeje
    Interesante post.

    Saludos

    Responder
  2. Es verdad que esas son las más frecuentes, pero existen algunas otras que pasamos por alto: torceduras, quemaduras…

    Responder

Deja un comentario