Las lesiones más frecuentes si practicas CrossFit

Es posible que en los últimos meses (e incluso años) hayas escuchado entre algunos de tus amigos o familiares que practican CrossFit.  Se trata de una nueva modalidad deportiva con un buen número de beneficios para nuestro cuerpo y mente pero que, al tener una características muy definidas como la explosividad, también conlleva riesgo de padecer alguna lesión. Por esta razón en el post de hoy vamos hablar de las lesiones más frecuentes si practicas CrossFit.

Antes de nada, ¿sabes lo que es el CrossFit?

Se trata de un nuevo tipo de entrenamiento o sistema de acondicionamiento físico que deriva del fitness, y se basa en ejercicios de alta intensidad que son realizados en periodos de tiempo muy cortos. Esta modalidad deportiva nació en 1974 gracias a su creador, Greg Glassman, quien lo aplicó con bomberos, policías y militares. El CrossFit es considerada una de las modalidades deportivas más completas que existen gracias a la combinación de varias disciplinas como la halterofilia, el entrenamiento metabólico y el gimnástico.

La finalidad del CrossFit es utilizar todos estos ejercicios para desarrollar las capacidades y habilidades del ser humano, y que éste pueda adaptarse a cualquier escenario al que que tenga que enfrentarse.

Principales beneficios del CrossFit

1. Ayuda a bajar peso.

2. Aumenta tu resistencia.

3. Combate la rutina

4. Mejora la Psicomotricidad.

5. Fortalece la musculatura.

6. Estiliza tu cuerpo

Una vez conocemos sus beneficios, y a riesgo de parecer aguafiestas, no debemos olvidar que, aunque la práctica de cualquier deporte conlleva múltiples beneficios para nuestra salud, llevado al alto rendimiento es susceptible de causar lesiones. Y el CrossFit no es una excepción. Por esta razón hoy te vamos a desvelar las lesiones más frecuentes si practicas CrossFit para que, sobre todo, estés alerta en caso de notar los primeros síntomas.

Las 5 lesiones más frecuentes si practicas CrossFit

1. Tendinitis:

La muñeca es, seguramente, una de las articulaciones más utilizadas en los entrenamientos CrossFit importante pero no debemos olvidar que también es muy frágil.

Para prevenir lesiones en esta parte de nuestro cuerpo, se recomienda calentar y estirar a fondo antes y después de un entrenamiento y usar muñequeras para proteger esta zona de lesiones… aunque tampoco es aconsejable abusar de ellas.

2. Sobrecargas y dolores en la parte de baja de la espalda y cadera.

Ya sea practicando CrossFit o levantando cualquier peso en nuestro día a día, la mayoría de los problemas de espalda suceden por disfunciones en la cadera. 

Las caderas son la articulación más estable y sólida de tu cuerpo, pero están desaprovechadas y limitadas por mantenerlas flexionadas tanto tiempo al permanecer sentados. Por esta razón volvemos a incidir en la importancia de estirar antes de cada entrenamiento, pero no solo la parte baja de la espalda, sino también en la parte superior de la espalda, isquiotibiales, glúteos y gemelos.

3. Lesiones en los hombros.

Otras de las lesiones más frecuentes si practicas CrossFit, son aquellas que se concentran en los hombros. Debido a los ejercicios de levantamiento de pesas, y  al realizar una rotación o hiperextensión de hombro excesiva, aparezcan lesiones como bursitis, subluxación, luxación, tendinitis, fractura, contracturas, pinzamiento subacromial, entre otros.

4. Codo de tenista (epicondilitis lateral)

De entre todos los ejercicios que componen el CrossFit, el levantamiento de pesas es seguramente el que más lesiones acarrea. Una de ellas es la epicondilitis lateral o codo de tenista, ya que utilizamos en exceso el tejido conectivo que va desde el codo hasta la muñec y esto hace que los tendones que lo rodean puedan inflamarse.

Nuevamente, los estiramientos son esenciales para prevenir el codo de tenista, y también es muy recomendable  aplicar hielo en ambos codos para aliviar o reducir cualquier inflamación.

5. Lesiones en rodillas.

El dolor de rodillas es otra lesión común que afecta a muchos CrossFitters, aunque como es obvio existen muchas causas de este dolor… desde tener articulaciones débiles, hasta una mala mecánica.

También, y como sucede en muchos deportes, estas patologías de rodilla se deben a malos hábitos de movimiento que han sido interiorizados erróneamente desde largo tiempo atrás.

Deja un comentario