5 beneficios de la fisioterapia para fortalecer y ejercitar el suelo pélvico

Hace unos días podíamos leer en el Diario El País este interesante artículo sobre las dificultades que muchas mujeres experimentan después del parto para recuperar su suelo pélvico. Esto ocurre porque el suelo pélvico sufre especialmente durante el embarazo debido al gran peso que soporta… sobre todo durante los últimos meses En definitiva, este artículo supone una buena excusa para recordar los 5 principales beneficios que aporta la fisioterapia para fortalecer y ejercitar el suelo pélvico, tanto de las mujeres como de los hombres.

¿Qué es el suelo pélvico?

Es el conjunto de músculos y ligamentos que rodean la cavidad abdominal en su parte inferior, y que sostienen todos los órganos pélvicos: vejiga y uretra, útero,  vagina y recto. 

Por consiguiente, su principal función es sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor y, por tanto, controlar la continencia urinaria y anal.

El suelo pélvico es un conjunto que, más allá de asegurar el correcto funcionamiento de estos órganos pélvicos, se adapta a nuestro movimiento sin que la tensión de estos órganos dentro de la pelvis se vea afectada.

Además, está incluido en el denominado sistema core, el cual está compuesto por todos los músculos que forman las paredes que “encierran” nuestro tronco: abdomen,diafragma, los oblicuos, la musculatura lumbar y el suelo pélvico.

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

Uno de los principales problemas que puede experimentar nuestro suelo pélvico es su debilitamiento. De ahí la importancia de los beneficios que tiene la fisioterapia específica de suelo pélvico (o uroginecológica) para fortalecer y ejercitar el suelo pélvico.

Pero, ¿qué factores aparte del parto contribuyen a su debilitamiento? Algunos de ellos son:

  • El estreñimiento crónico ya que podríamos decir, a modo de metáfora, que cada defecación forzosa equivale a un ‘miniparto’ para el suelo pélvico.
  • Deportes de impacto como correr o saltar, los cuales suelen llevar aparejados altas prevalencias de incontinencia de orina.
  • Obesidad. El sobrepeso está directamente relacionado con la debilidad de los tejidos de sostén de la vejiga.
  • Las enfermedades respiratorias crónicas y el tabaquismo suelen llevar aparejados continuos episodios de tos, los cuales acaban incrementando la debilidad del suelo pélvico así como defectos anatómicos.
  • La cirugía ginecológica o determinados tratamientos agresivos pueden tener efectos secundarios en la estructura del suelo pélvico.

5 beneficios de la fisioterapia para fortalecer y ejercitar el suelo pélvico

La fisioterapia es una herramienta muy efectiva y beneficiosa para el tratamiento y mejora del suelo pélvico, y que contribuye a mitigar (e incluso eliminar) determinadas patologías como la incontinencia o el dolor, además de disminuir y controlar los síntomas de los prolapsos en esta zona. 

Pero, ¿cuáles son los principales beneficios de la fisioterapia a la hora de fortalecer y ejercitar nuestro suelo pélvico? Ahí van cinco ejemplos.

  1. Tratamiento de los diferentes tipos de incontinencia: incontinencia: fecal ( o gases) y urinaria. 

Al igual que ocurre con los Ejercicios de Kegel, la fisioterapia es muy efectiva para el tratamiento de este tipo de incontinencias, muy comunes cuando existen problemas con el suelo pélvico y que, además, suelen conllevar también patologías psicológicas.

  1. Complemento perfecto durante el embarazo y el parto.

Como hemos mencionado anteriormente en este post, el embarazo y posterior parto son unas de las principales causas por las que el suelo pélvico de las mujeres puede verse afectado. En estos casos, la fisioterapia de suelo pélvico ayuda a recuperar la zona afectada por el peso del feto durante el periodo de gestación y el desgaste durante el parto.

  1. Ayuda a aliviar el dolor durante las relaciones sexuales.

El desgaste de los músculos del suelo pélvico suele provocar problemas como el vaginismo o dolores durante las relaciones sexuales. Con un correcto tratamiento fisioterapéutico del suelo pélvico que combine diversas técnicas, es posible corregir estos síntomas y mejorar la vida sexual del paciente.

  1. Previene y alivia lesiones provocadas por el deporte.

Deportes con altas dosis de impacto como el running, el fútbol o el pádel pueden provocar que la zona pélvica se debilite o sufra alguna lesión por exceso de entrenamiento, o por los mencionados continuos impactos sobre ella al saltar, correr…. Por eso un tratamiento de fisioterapia del deporte y rehabilitación del suelo pélvico serán la mejor combinación para fortalecer las partes de nuestro cuerpo más expuestas a ellos y, por tanto, no interrumpir nuestras aficiones deportivas.

  1. Combate y previene el estreñimiento terminal.

El estreñimiento terminal se denomina así porque es aquel que se produce en la parte final del tubo digestivo, es decir la parte que permite que el esfínter del ano se relaje y podamos defecar. Pero cuando este sistema no funciona, el paciente se ve obligado a empujar con demasiada fuerza y la zona pélvica puede verse afectada.

Más allá de estos 5 beneficios de la fisioterapia para fortalecer y ejercitar el suelo pélvico, hay que añadir otro muy importante. Y es que la fisioterapia uroginecológica ayuda a mejorar el bienestar físico de mujeres que estén buscando quedarse embarazadas, siendo un tratamiento muy positivo tanto durante el proceso de la maternidad como en el postparto.

1 comentario en «5 beneficios de la fisioterapia para fortalecer y ejercitar el suelo pélvico»

Deja un comentario