8 razones para ir al fisioterapeuta sin tener una lesión

Esta semana hemos decidido rescatar un interesante artículo publicado por la web 65yMás hace ya un tiempo, el cual nos encanta porque habla de la importancia que la fisioterapia de prevención tiene en adultos y mayores

Y es que recibir fisioterapia sin haber sufrido una lesión puede conllevar muchos efectos positivos tanto a la hora de prepararnos para realizar alguna actividad física, como en la prevención de posibles traumatismos.

Ya lo dice el refrán: “Prevenir es curar”. Cuando acudimos al fisioterapeuta suele ser, en la mayoría de las ocasiones, tras haber sufrido cualquier lesión o percance físico. Pero las ventajas de la fisioterapia como terapia preventiva son múltiples y contrastadas.

La fisioterapia nos puede ayudar como medicina preventiva, ya que nos facilita y ayuda a mejorar nuestro rendimiento en las tareas cotidianas de la vida y a fortalecer nuestros músculos y huesos de manera a que nos sintamos sanos y fuertes. 

Dicho de otro modo, el objetivo principal de la fisioterapia preventiva es la de prever, modificar, comunicar y aconsejar al paciente ciertos aspectos y o de ciertos hábitos que realiza mal y que por lo tanto pueden llegar a producir una lesión.

En el caso de adultos y mayores, este aspecto es todavía más importante ya que con el tiempo nuestros músculos y huesos van debilitándose si no los trabajamos y cuidamos adecuadamente.Y no es que lo digamos nosotros. En el siguiente artículo vamos a conocer las ocho razones para ir al fisioterapeuta sin tener una lesión aportadas por la Asociación Española de Fisioterapia.

Deja un comentario