Enfermedad de Peyronie: qué es y cuál es su mejor tratamiento

En el post de hoy vamos a hablar de una patología masculina todavía muy desconocida por la mayoría de la población: la enfermedad de Peyronie. Afecta al pene dificultando las relaciones íntimas,  y se calcula que en nuestro país afecta a un porcentaje  de hombres que se sitúa entre el 2% y el 8%. Con todo ello, vamos a desvelar qué es la enfermedad de Peyronie y cuál es su mejor tratamiento.

¿Qué es la enfermedad de Peyronie?

Como hemos dicho anteriormente, se trata de una patología masculina muy poco conocida actualmente, y que suele afectar a varones con edades comprendidas entre los 45 y 60 años. Recibe su nombre del médico francés y cirujano de Luis XV Francois Gigot de La Peyronie, quien describió por primera vez la enfermedad en 1743, y consiste en la formación de placas (segmentos de tejido cicatricial plano) bajo la piel del pene, las cuales pueden provocar que el pene se curve o se hinche durante las erecciones, provocando dolor.

Infografía Peyronie
Fuente: Topdoctors.es

Todo ello puede derivar en problemas de erección o generar relaciones sexuales menos satisfactorias y, por tanto, ocasionando problemas en las relaciones íntimas. Además, puede generar estrés, ansiedad e incluso depresión, por lo que una visita al urólogo y un diagnóstico precoz será clave para iniciar lo antes posible un tratamiento que evite este tipo de secuelas psicológicas.

Y es que debido a las “especiales” características o consecuencias de esta enfermedad, muchos hombres no hablan de ella con amigos o familia y, lo que es peor, no se lo transmiten a su médico de cabecera. 

Tampoco debemos olvidar que la enfermedad de Peyronie no es congénita, es decir, no se nace con ella, sino que se desarrolla a lo largo de la vida. Por ello, reiteramos que es clave observar cualquier cambio anormal que se produzca en el pene para prevenir futuras complicaciones de este síndrome.

Síntomas más comunes

Para facilitar esta rápida identificación, vamos a destacar los síntomas más comunes d ela enfermedad de Peyronie. Son estos:

  • Curvatura del pene. Se trata del síntoma más fácilmente reconocible, sobre todo cuando éste se encuentra en fase de erección. En los casos más graves, la placa endurecida dificulta la flexibilidad, causando dolor y obligando al pene a doblarse o arquearse cuando está erecto.
  • Presencia de una placa dura o una especie de bulto al palparse el pene. Es otro de los síntomas más frecuentes de la presencia de esta patología. El paciente se palpa una zona endurecida en cualquier sitio a lo largo del pene y, aunque es habitual que muchos pacientes teman que se trate de algún tipo de cáncer, lo cierto es que no guarda ninguna relación con él.
  • Tejido cicatricial. Este tejido (también denominado como “placa”) está asociado con la enfermedad de Peyronie, y puede sentirse debajo de la piel del pene como bultos planos o una banda de tejido duro.
  • Acortamiento del pene. El pene puede llegar a acortarse como resultado de la enfermedad de Peyronie.
  • Dolor en el pene. En la mayoría de los casos, el dolor disminuye con el tiempo, pero la curvatura del pene puede empeorar.
  • Dificultad para mantener relaciones sexuales por la curvatura que adquiere el pene en erección
  • Deformidad del pene. En algunos hombres con enfermedad de Peyronie, el pene erecto puede tener un estrechamiento, hendiduras o incluso una apariencia de reloj de arena, con una banda opresiva y angosta alrededor del cuerpo del pene.
  • Disfunción eréctil. Lo cual afecta desde un punto de vista físico pero también psicológico a la hora de mantener relaciones sexuales.

Ondas de choque focalizadas: el tratamiento que ofrece mejores resultados.

Una vez que hemos percibido alguno de los síntomas expuestos en el apartado anterior, lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro médico de cabecera quien, en el caso de confirmar que se  trata de un caso de enfermedad de Peyronie, nos derivará a un urólogo, quien se encargará de evaluar y prescribir al tratamiento más adecuado.

Existen varios tipos de tratamientos para abordar la enfermedad de Peyronie, desde la propia cirugía hasta otros menos invasivos y con magníficos resultados.

Uno de estos son las ondas de choque focalizadas, las cuales aportan una notable mejoría del dolor (el cual llega a desaparecer) y tienen efectos beneficiosos sobre la erección y la evolución de la enfermedad.  

De hecho, diferentes estudios han demostrado que los pacientes tratados con ondas de choque de baja energía presentan una mejoría significativa con respecto a los pacientes tratados con placebo (simulación del tratamiento). En resumen, los pacientes que recibieron ondas de choque experimentaron una interrupción en el avance de la enfermedad, mejorando la incurvación del pene. Por el contrario, aquellos que recibieron placebo no experimentaron mejoría alguna y la incurvación siguió progresando.

En cuanto al tratamiento, éste consiste básicamente en la aplicación de ondas acústicas focalizadas y ricas en energía, que se transmiten a las zonas donde se encuentran formadas las placas que causan esta afección. De esta forma se aceleran los procesos de autocuración, mejorándose tanto el propio metabolismo del paciente como su circulación sanguínea, La suma de todo conlleva la regeneración y curación del tejido afectado.

Te podemos ayudar

En el Centro de Fisioterapia Benalmádena disponemos de este tratamiento de Ondas de Choque, pero antes de que acudas a nosotros te animamos a que visites antes a tu urólogo ya que debe ser él quien te prescriba este tratamiento. Estamos seguros de que si te pones en nuestras manos, notarás la mejoría antes de lo que te imaginas.

Deja un comentario